Cómo crear un huerto urbano paso a paso

Crear un huerto urbano en casa es una fantástica forma de consumir alimentos más sanos y naturales. Además, tener tu propio huerto te permite desconectar del estrés diario y entrar en contacto con la naturaleza.

En esta guía completa te explicamos todos los pasos necesarios para que puedas cultivar tus propias frutas, verduras y hortalizas fácilmente en espacios reducidos como una terraza, balcón o patio. ¡Manos a la obra para crear tu huerto urbano!

Lo que necesitas para empezar tu huerto urbano

Antes de comenzar a plantar tu huerto urbano, debes asegurarte de tener los elementos básicos para que pueda prosperar:

El lugar adecuado

Lo ideal es buscar un espacio que reciba entre 4 y 6 horas de luz solar directa al día. Las mejores zonas son los balcones y terrazas orientados al sur o sureste. También puedes usar el patio si le da suficiente sol.

Recipientes adecuados para crear tu huerto urbano: Macetas o contenedores

Las macetas para huerto deben tener al menos 40 cm de profundidad para que las raíces se desarrollen bien. Elige materiales resistentes como madera, plástico o cerámica. Asegúrate de que tengan agujeros de drenaje en la base.

Tierra específica para huertos

Compra una tierra o sustrato orgánico, mineral y aireado, ideal para cultivar hortalizas y plantas aromáticas. La tierra para huerto urbano debe ser rica en nutrientes.

Herramientas básicas

Con una pala pequeña, rastrillo, tijeras de poda y un pulverizador tendrás lo necesario para comenzar a crear tu huerto urbano. Luego puedes ir añadiendo más herramientas.

Semillas y plantines

Elige semillas o plántulas de las verduras y hierbas que más te gusten. Algunas fáciles para empezar son lechuga, tomate, pimientos, rábanos, albahaca, orégano, etc.

¿Dónde puedes comprar artículos para hacer tu huerto urbano?

Cómo planificar la distribución de tu huerto urbano

Antes de plantar tu huerto urbano, define cómo ubicarás todo en el espacio disponible. Estos consejos te ayudarán:

  • Sitúa las plantas grandes al fondo y las más pequeñas delante.
  • Ordénalas por familias: solanáceas (tomates, pimientos), hojas (lechugas), raíces (zanahorias), etc.
  • Alterna plantas que dan frutos con las de hojas y raíces.
  • Intercala plantas aromáticas como albahaca, menta o cebollino para repeler plagas.
  • Optimiza el espacio sembrando en vertical con tutores y en profundidad.
  • Deja pasillos de 30-40 cm entre camas o macetas para caminar.

Con una buena planificación aprovecharás mejor el espacio y lograrás mejores cosechas.

Cómo preparar la tierra de tu huerto

Una vez tengas el sustrato, debes prepararlo antes de crear tu huerto urbano:

  • Extiende la tierra sobra una superficie plana limpia y retira las piedras, maleza y restos extraños.
  • Mezcla el sustrato con compost o humus de lombriz, en una proporción de 3 partes de tierra por 1 de abono.
  • Añade un poco de fertilizante ecológico o cenizas para fortalecer la estructura y aportar nutrientes extra.
  • Riega la tierra hasta que esté húmeda pero no empapada, y mézclala con una pala. La tierra debe quedar mullida y esponjosa.
  • Llena las macetas o camas de cultivo con esta tierra preparada. Aprieta un poco la superficie y ya puedes plantar.

Preparar bien la tierra asegura que tus plantas crezcan más sanas y fuertes.

Cómo plantar correctamente las semillas y plántulas

Luego de tener la tierra lista, llega el momento de plantar tu huerto urbano. Sigue estos consejos:

Para sembrar semillas:

  • Haz agujeros en la tierra con un dedo, guardando la distancia indicada en el sobre de semillas.
  • Coloca 1 o 2 semillas en cada agujero y tápalos con tierra.
  • Compacta suavemente la tierra y riega con un pulverizador. Conserva la humedad.
  • Cuando las plántulas crezcan algunos centímetros, ralea dejando solo la más fuerte.

Para plantar plántulas:

  • Sacar con cuidado la plántula de su envase original y afloja un poco sus raíces.
  • Haz un agujero en la tierra según el tamaño de la plántula.
  • Coloca la plantita en el agujero y rellena con tierra hasta cubrir bien sus raíces.
  • Compacta suavemente alrededor y riega sin exceso para que no queden bolsas de aire.

Con paciencia y cuidado tus plantas se establecerán sin problemas.

Riego y drenaje para un óptimo crecimiento

El riego es clave al elaborar tu huerto urbano y para que este prospere. Sigue estos consejos para saber cómo elaborar un huerto urbano exitoso:

  • La frecuencia de riego depende de la época del año y las necesidades de cada planta. En general se recomienda regar cada 2 o 3 días.
  • La mejor hora para regar es por la mañana temprano o al atardecer, para evitar la evaporación.
  • Usa un pulverizador, regadera o manguera con difusor. El chorro muy fuerte puede dañar las plantas.
  • La tierra debe estar húmeda pero no encharcada. Compruébalo metiendo un dedo.
  • Asegúrate que las macetas tengan agujeros inferiores de drenaje, para que el exceso de agua salga.

Un riego adecuado hará que tus plantas crezcan más sanas y fuertes.

Abonado y cuidados para tener un huerto próspero

Además del riego, las plantas necesitan otros cuidados esenciales:

  • Abona cada 20-30 días con compost, humus de lombriz o abono ecológico líquido para aportar nutrientes.
  • Retira las malas hierbas apenas aparezcan para que no compitan con tus cultivos.
  • Revisa diariamente en busca de plagas y enfermedades. Aplica remedios ecológicos si es necesario.
  • Poda y guía las plantas durante su crecimiento. Pinza los brotes laterales del tomate para que crezca vertical.
  • Coloca tutores y enreda las plantas trepadoras para maximizar el espacio vertical.
  • Rotar los cultivos cada temporada para evitar el agotamiento del suelo.

Con dedicación y cuidados regulares tu huerto estará siempre fuerte y productivo.

Cosecha los frutos de tu esfuerzo

La cosecha llega cuando las frutas, verduras u hortalizas alcanzan su madurez ideal. Para recolectar los cultivos de tu huerto urbano:

  • Revisa cada día las plantas para detectar cuándo están listas para cosechar. Fíjate en su color, tamaño, forma y textura.
  • Corta los productos suavemente con tijeras o desprendiéndolos a mano. Trata de no dañar la planta.
  • Evita que la cosecha reciba mucho sol tras ser cortada. Llévala a una zona sombreada.
  • Consume lo antes posible aquellos cultivos delicados como lechugas o frutillas. Otros como zanahorias o tomates se conservan más.
  • Lava bien las hortalizas y guárdalas refrigeradas en bolsas o envases herméticos.

¡Disfruta al máximo los frutos de tu huerto urbano! El saber que cultivaste tu propio alimento lo hace aún más satisfactorio.

Como pudiste ver en esta guía, crear un huerto en tu hogar no es difícil si sigues los pasos correctos. Solo necesitas dedicación y constancia.

Adóptalos como un relajante hobby y obtendrás deliciosos productos ultra frescos al alcance de la mano. ¡Anímate a tener tu propio huerto urbano!