Reciclaje de cápsulas de café: Guía completa

El reciclaje de cápsulas de café es clave para reducir el impacto ambiental de este residuo. En esta guía completa te explicamos la importancia de reciclar las cápsulas de café y cómo hacerlo correctamente siguiendo los pasos para las distintas marcas. También veremos cuáles son los principales mitos sobre el reciclaje de cápsulas de café y cuál es el proceso que siguen hasta convertirse en nuevos materiales.

¿Por qué es importante reciclar las cápsulas de café?

Contaminación que generan las cápsulas

Las cápsulas de café son un producto de un solo uso que genera una gran cantidad de residuos. Están compuestas por diferentes materiales como aluminio, plástico y residuos de café. Si no se reciclan correctamente, estos residuos pueden tardar entre 150 y 500 años en degradarse en el ambiente.

Las cápsulas de café suponen un 0,9% de los residuos en vertederos en Europa. Solo Nespresso produce más de 6000 millones de cápsulas de café al año en el mundo. Considerando el volumen total de cápsulas de todas las marcas, la contaminación que generan es enorme si no se reciclan correctamente.

Beneficios ambientales de reciclarlas

Reciclar las cápsulas de café permite darles una segunda vida a sus materiales y componentes, reduciendo la contaminación.

El aluminio puede reciclarse infinitamente sin perder propiedades. Reciclar el aluminio de las cápsulas reduce en un 95% la energía necesaria para producir nuevo aluminio.

El plástico también se recicla para crear nuevos productos de plástico o combustible alternativo.

Los residuos de café pueden usarse como abono orgánico.

En conclusión, el reciclaje de cápsulas de café es clave para reducir su impacto ambiental.

¿Cómo reciclar correctamente las cápsulas de café?

Pasos para reciclar cápsulas Nespresso:

  1. Vaciar la cápsula usada y depositar el poso de café en el contenedor de residuos orgánicos.
  2. Enjuagar la cápsula vacía con agua fría y separar la tapa de aluminio del cuerpo de plástico.
  3. Depositar la tapa en el contenedor de envases y el cuerpo en el de plásticos.
  4. Llevar las cápsulas a un punto verde Nespresso. También se pueden depositar en el contenedor amarillo.

Pasos para reciclar cápsulas Dolce Gusto:

  1. Abrir la cápsula usada con cuidado de no romperla y vaciar los restos de café.
  2. Lavar la cápsula con agua fría y eliminar bien los residuos de café en su interior.
  3. Depositar la cápsula entera en el contenedor de envases (amarillo en la mayoría de ciudades)
  4. Localizar el punto de reciclaje Dolce Gusto más cercano en su web.

Cápsulas de café Tassimo

  1. Vaciar los restos de café de la cápsula usada y tirarlos a la basura orgánica.
  2. Lavar la cápsula vacía con agua fría para eliminar los residuos.
  3. Secar la cápsula y depositarla entera (sin separar componentes) en el contenedor amarillo de envases.
  4. Localizar el punto de reciclaje Tassimo más cercano en el localizador de su página web.
  5. También se pueden llevar las cápsulas acumuladas a tiendas Tassimo.

Cápsulas de café L’OR

  1. Abrir la cápsula usada y vaciar completamente los posos de café.
  2. Lavar la cápsula abierta con agua fría y retirar bien los residuos de su interior.
  3. Secar la cápsula y depositarla entera en el contenedor amarillo de envases.
  4. Buscar el punto de recogida L’OR más próximo en el localizador de su página web.
  5. Otra opción es llevar las cápsulas a los establecimientos L’OR que dispongan de contenedor de reciclaje.
  6. No desmontar la cápsula ni separar sus componentes antes del reciclaje.

Puntos de reciclaje para cápsulas de café:

Las principales marcas de café como Nespresso, Dolce Gusto, Tassimo y L’OR disponen de puntos de reciclaje específicos para sus cápsulas.

  • Nespresso y Dolce Gusto: se pueden buscar en sus respectivas páginas webs.
  • Tassimo: dispone de contenedores de reciclaje Tassimo en algunas tiendas y puntos específicos. Se localizan en su web.
  • L’OR: tiene puntos de recogida en algunos establecimientos L’OR y en puntos de reciclaje disponibles en su localizador web.

Además, las cápsulas de cualquier marca se pueden depositar en el contenedor amarillo de envases de cada ciudad. Es importante comprobar bien con el ayuntamiento cómo se recogen los residuos de cápsulas de café en cada área.

Mitos y realidades del reciclaje de cápsulas

Mitos sobre reciclabilidad de las cápsulas:

  • No se pueden reciclar porque están hechas de combinación de materiales → FALSO: aunque su separación es más compleja, sus materiales se pueden reciclar por separado.
  • Todo el aluminio se recupera y se recicla → FALSO: sólo se recupera una parte del aluminio. El proceso no es 100% eficiente.
  • Reciclarlas consume más energía que fabricar otras nuevas → FALSO: el reciclaje consume mucho menos energía que la extracción de nuevas materias primas.

Verdades del reciclaje de cápsulas:

  • El reciclaje reduce el impacto ambiental de las cápsulas pero no lo elimina del todo. Lo ideal es reducir su consumo.
  • Es obligación del consumidor reciclar correctamente las cápsulas después de su uso.
  • Los ayuntamientos y marcas deben facilitar puntos de reciclaje accesibles.
  • La separación de componentes es compleja y requiere plantas especializadas.

El proceso de reciclaje de las cápsulas de café

Recogida y clasificación:

Las cápsulas usadas se recogen en los puntos de reciclaje y se transportan a las plantas para su separación. Allí se clasifican por tipo de material y marca.

Separación de componentes:

Mediante procesos mecánicos y electromagnéticos se separan los diferentes materiales de aluminio, plástico y residuos orgánicos.

El aluminio se funde para hacer lingotes. El plástico se tritura y se limpia para hacer gránulos.

Reintroducción de materiales al mercado:

El aluminio y plástico reciclado se venden a empresas para fabricar nuevos productos como latas, papel de aluminio, tuberías, etc.

Los residuos orgánicos se utilizan como abono o para generar energía en plantas de biogás.

Marcas de café comprometidas con el reciclaje

Iniciativas de Nespresso para el reciclaje:

Nespresso dispone de más de 100.000 puntos de recogida de cápsulas usadas en todo el mundo.

Tienen como objetivo reciclar el 100% de las cápsulas producidas y utilizar un 80% de aluminio reciclado en sus nuevas cápsulas para 2025.

Iniciativas de Dolce Gusto para el reciclaje:

Dolce Gusto informa en su web cómo reciclar correctamente sus cápsulas y dispone de puntos de recogida en varios países.

Tienen el compromiso de usar un 20% de plástico reciclado en sus cápsulas y 100% de aluminio reciclable.

Iniciativas de Tassimo para el reciclaje:

Tassimo fomenta el reciclaje de sus cápsulas e informa en su web de los puntos de recogida disponibles.

Se han comprometido a que para 2025 el 100% del plástico en sus cápsulas sea reciclado y sus embalajes sean 100% sostenibles.

Iniciativas de L’OR para el reciclaje:

L’OR tiene como objetivo que para 2025 el 100% de sus cápsulas y embalajes sean reciclables, compostables o reutilizables.

Cuenta con puntos de recogida de cápsulas usadas en sus tiendas y otros puntos disponibles en su web.

Fomentan el ecodiseño de las cápsulas para mejorar su reciclabilidad.

Conclusión

En conclusión, aunque el reciclaje de cápsulas de café es posible y reduce su impacto ambiental, es una solución parcial. Lo ideal es que los consumidores opten por sistemas de café más sostenibles y no desechables. Las marcas también deben avanzar en diseños 100% reciclables o reutilizables.

Deja un comentario