La guía definitiva para reciclar en el contenedor azul

La correcta separación de residuos en el contenedor azul de reciclaje es fundamental para reducir el impacto ambiental. En esta completa guía te enseñamos todo sobre cómo reciclar adecuadamente en el cubo de reciclaje azul.

Introducción al reciclaje y al cubo de basura azul

El reciclaje es una pieza clave para reducir la cantidad de residuos como desechos orgánicos que terminan en vertederos e incineradoras. Según la EPA, solo alrededor del 30% de los desechos se reciclan actualmente en Estados Unidos.

El cubo azul de reciclaje está destinado a recoger distintos tipo de papel reciclables como papel y cartón. Pero no todo lo que parece reciclable se puede tirar en el contenedor azul.

En esta guía repasamos qué se admite y qué no para reciclar correctamente en el contenedor de reciclaje, consejos útiles y cómo reducir tu impacto ambiental.

Qué se puede y qué no reciclar en el contenedor azul de reciclaje

Este contenedor está destinado a recoger distintos tipos de materiales reciclables. Pero, ¿sabes perfectamente qué se puede y qué no se debe depositar en él? En este apartado analizamos qué elementos son aptos para el reciclaje en este contenedor y cuáles deberían descartarse.

Materiales que si podemos depositar

  • Papel de oficina: Esto incluye papel de impresora, papel de copia, papel de fax, papel de cuaderno, papel de carta y papel de notas.
  • Revistas: Esto incluye revistas de noticias, revistas de moda, revistas de entretenimiento y revistas de interés general.
  • Periódicos: Esto incluye periódicos locales, periódicos nacionales y periódicos internacionales.
  • Envases de papel: Esto incluye bolsas de papel.
  • Cajas de cereales: Esto incluye cajas de cereales, cajas de galletas, cajas de dulces y cajas de bocadillos.
  • Cajas de zapatos: Esto incluye cajas de zapatos, cajas de botas, cajas de sandalias y cajas de zapatillas.
  • Envases de cartón: Esto incluye cajas de leche, cajas de jugo, cajas de pasta, cajas de arroz, cajas de cereal y cajas de toallitas húmedas.
  • Papel de envolver: Esto incluye papel de regalo, papel de envolver, papel de seda y papel de periódico.

Conceptos erróneos frecuentes

  • Depositar residuos que no son de papel o cartón, como plástico, metal, vidrio, o basura orgánica.
  • No limpiar los residuos antes de depositarlos.
  • Depositar residuos grandes o voluminosos.
  • Depositar residuos en mal estado.
  • Depositar residuos mezclados con otros tipos de residuos.

Materiales que NO se pueden depositar

  • Los briks deben ir al contenedor amarillo, porque están compuestos por cartón, plástico y aluminio.
  • Residuos de comida.
  • Papel o cartón sucio o con restos.
  • Papel de cocina usado.
  • Envases de comida rápida.
  • Plásticos no identificados o tipos 6 y 7.
  • Vidrio.
  • Objetos complejos, juguetes, etc.

Estos deben tirarse en la basura general. Otros residuos como vidrio, aceite, aparatos eléctricos necesitan puntos limpios específicos. Es importante no contaminar los contenedores de reciclaje.

Consejos para maximizar en el contenedor de reciclaje azul

La importancia de limpiar los envases

Es fundamental enjuagar y limpiar correctamente todos los envases y recipientes antes de depositarlos en el contenedor azul para evitar contaminación y que los materiales sean rechazados.

Otros consejos

  • Dobla o comprime cajas de cartón grandes para ahorrar espacio
  • Separar tipos de materiales, no usar bolsas de plástico
  • Consulta las guías de reciclaje de tu municipio

Qué hacer cuando un contenedor está lleno

Si un contenedor está completo es importante no dejar materiales fuera, donde no serán recogidos. En su lugar, habrá que buscar otro contenedor cercano o conservar los materiales hasta poder depositarlos adecuadamente.

Estadísticas de reciclaje en España

En 2020 se recicló un 36,1% de los residuos domésticos en España. La tasa de reciclaje ha aumentado en la última década y se espera seguir mejorando para cumplir los objetivos europeos de un 50% en 2020 y un 55% en 2025.

Conclusión: El papel de cada uno de nosotros

El reciclaje responsable comienza en los hábitos individuales. Informándonos, separando correctamente nuestros residuos y transmitiendo la importancia del reciclaje podemos marcar una gran diferencia y reducir el impacto ambiental. Entre todos podemos mejorar el futuro sostenible.